Lámparas fluorescentes, sistemas de bajo consumo
22 junio, 2015

Lámparas fluorescentes, sistemas de bajo consumo

Las lámparas fluorescentes compactas son un tipo de energía que aprovecha la tecnología de los tubos fluorescentes tradicionales. Es una gran ventaja respecto a las lámparas incandescentes tradicionales no solo respecto al consumo, también respecto a su instalación y sus consecuencias ecológicas.
Este tipo de bombilla tiene una vida útil más larga, por lo que a largo plazo también se reduce el gasto gracias a este tipo de sistema de iluminación.
El comienzo de iluminación puede ser algo más lento que las bombillas tradicionales, ya que las lámparas fluorescentes necesitan un breve espacio de tiempo para funcionar con toda su potencia. Su rendimiento final llega hasta los 80 vatios, por lo que su intensidad final es óptima.
Las lámparas fluorescentes se democratizaron en los años 80 debido a su bajo precio y a la premisa de que su consumo resultaba más responsable que el de las bombillas tradicionales. Esto fue posible al sustituir los cebadores magnéticos por unos electrónicos, lo que influyó enormemente en el resultado final.
Las lámparas de bajo consumo pueden llegar a consumir un 80% menos que las tradicionales, además de durar hasta doce veces más. Estimaciones de la Unión Europea determinan que la sustitución de los antiguos sistemas por otros de bajo consumo ahorrarían unas 20 millones de toneladas de CO2 cada año.
Este tipo de bombilla puede utilizarse tanto en circuitos de corriente alterna como en corriente continua.
Las lámparas incandescentes se fabrican en diferentes colores y con diferentes intensidades. La temperatura que alcance su sistema interno también hace que el color de la lámpara varíe. No solo existen lámparas en gama de blancos claros, además se pueden fabricar en colores rojo, verde azul y otros como motivo decorativo.
Este tipo de iluminación tiene un perjuicio y es que su sistema contiene mercurio, por lo que es necesario que sean recicladas de manera responsable en lugares específicos. Otro de los problemas que pueden acarrear este tipo de bombilla es que al principio puede producir un zumbido durante algunos segundos hasta que el sistema está totalmente en funcionamiento.
Un tipo muy popular de iluminación por este método es la electromagnética. Su rendimiento es parecido al de las anteriores, pero se eliminan sustancias tóxicas como el mercurio de su fabricación.
Estas son las características fundamentales de las luces fluorescentes, si tienes alguna duda acerca de este tema puedes escribirnos en la sección de comentarios de nuestro blog.

post a comment

No comments yet.